Saturday, March 3, 2012

CANELONES DE CARNE DE SOR Mª ISABEL



Hola a tod@s.
La receta de hoy la he sacado del libro Cocina Familiar, recetario de Sor Mª Isabel. ed Martinez Roca. Es un libro al que le tengo mucho cariño, ya que me lo regaló mi amiga Nati poco antes de dejarnos para siempre, en la última visita que le hizo a su tia, Sor Mª Isabel en el convento de Daroca (Zaragoza) y a la que tuvimos la suerte de acompañar. Os lo recomiendo porque son recetas caseras, de las de toda la vida, explicadas de manera sencilla y comprensible para todos, de forma que el cocinar se convierte en un verdadero placer. Espero que os guste.

Ingredientes:

- 16 canelones (yo compro unos en el LIDL que son cilindros que no hay que cocer ni poner en agua caliente previamente).
- 2 cucharadas soperas de mantequilla.
- 250 gr de carne de cerdo picada.
- 1 pechuga de pollo picada.
- 1 lata de paté entera.
- 1 chorrito de  vino de jeréz.
- 1 cebolla mediana.
- 1/2 litro de leche.
-  2 cucharadas de harina.
- 50 gr de mantequilla para la bechamel.
- Aceite de Oliva.
- Sal y nuez moscada al gusto.
- Queso rallado para gratinar

Preparación:

1- Si no tenemos los canelones que os he indicado, ponemos una cazuela con agua al fuego y un poco de sal y aceite;  cuando empiece a hervir cocemos los canelones durante 10 minutos, los sacamos y los ponemos uno al lado de otro sobre un paño limpio para que se sequen.

2- En una sartén grande, ponemos las dos cucharadas de mantequilla y pochamos la cebolla muy picada; cuando empiece a coger color, añadimos la carne y la pechuga muy picadas,  el jeréz, y damos unas vueltas para que se vaya haciendo la carne. A continuación añadimos la lata de paté y seguimos cocinando todo junto hasta que se integren los ingredientes.

3- Apartemos la sartén del fuego y dejamos enfriar el relleno (yo la pongo en un colador para que pierda el exceso de grasa). Mientras tanto, vamos haciendo una bechamel con los 50 gr de mantequilla, la harina , la leche, la sal y la nuez moscada. Rellenamos nuestros canelones y los ponemos en una fuente de horno sobre una capita de bechamel, los cubrimos con el resto, espolvoreamos con queso rallado y los metemos al horno a gratinar hasta que estén dorados.

¡¡Buen provecho!!